Home / Taller de ESPERE en la Ruiz de Montoya

Taller de ESPERE en la Ruiz de Montoya

Entre el lunes 25 y el viernes 1° de marzo, se realizará en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya un nuevo Taller ESPERE, en el cual participarán esta vez seis cubanos, entre los cuales dos jesuitas, y un jesuita chileno. Las escuelas de Perdón y Reconciliación (ESPERE) son una propuesta de convivencia en paz y en reconciliación. Es una experiencia que promueve la sanación de heridas expresadas a través de la rabia, el rencor, el dolor, etc., que son causadas diariamente por todo tipo de conflictos. ESPERE se ofrece a aquellas personas que desean vivir mejor, abrirse el Perdón y a la Reconciliación para lograr la reconstrucción de mejores relaciones familiares y sociales.

El Instituto de Fe y Cultura de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya asume la propuesta de las Escuelas de Perdón y Reconciliación en el Perú, en virtud de lo que persiguen las ESPERE y en sintonía con la misión de formar personas comprometidas en la coherencia entre fe y vida cotidiana. Forma parte de una red internacional que incluye a países como México, Colombia, Brasil, Argentina, Chile, República Dominicana, Venezuela, Canadá, Estados Unidos, Italia, entre otros.

Nacen en el Perú en marzo del 2005. Se dan los primeros talleres en Lima y Ayacucho, como una respuesta concreta a las Recomendaciones del Informe Final de la comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) “La CVR no pretende por ella misma lograr la paz, sino que debe promoverla –como señala su mandato– con una propuesta de reconciliación que quiere contribuir a la plasmación de la paz”.

Hoy los animadores/as ESPERE realizan su labor de comunicar el perdón en lugares como Piura, Chiclayo, Arequipa, Tacna, Ilo, Cuzco y Huancayo, trabajando con organizaciones sociales, colegios, comunidades religiosas, grupos de acompañamiento matrimonial, jóvenes en riesgo, cárceles, parroquias y estudiantes.

Check Also

El odio no tiene lugar en nuestra fe

“Ecumenismo de odio” es el término acuñado por el jesuita Antonio Spadaro en el artículo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *