Home / Novicios peruanos en Arequipa

Novicios peruanos en Arequipa

 

El 1° de enero por la tarde llegaron a Arequipa todos los novicios peruanos para sus experiencias de hospitales y chacras, salvo Javier Saavedra, que tuvo que quedarse en Chile por problemas de salud, y que por disposición del Padre Maestro hará una experiencia diferente de trabajo en el “Hogar de Cristo”. Los novicios del primer año empezaron el 2 su experiencia de Hospitales: el primer grupo (José Luis Chávez y Jorge Tovar) está en “Cotolengo” trabajando con niños especiales. El segundo grupo (Carlos Alomía y Enrique Loyola) está en el hospital de Goyoneche, el más antiguo en Arequipa. Los dos grupos fueron bien recibidos.

Los del segundo año, iniciaron ya en La Joya sus experiencias de “chacras”. Ahí están: Frank Gutiérrez, Henry Espinoza, Cristián Miranda, David Alarcón y Pierre Quiroga. La idea es que ellos puedan conseguir un lugar para vivir todos juntos y, al mismo tiempo, despertarse temprano para conseguir trabajo en los campos de cultivo. Una experiencia realmente fuerte. Todos estarán en Arequipa hasta el 27 de enero, fecha en la que partirán a Lima para participar en Huachipa. Después tendrían la visita de sus familias del 1 ó 2 de febrero hasta el 15 de febrero, que regresarían a Chile. El ingreso de los nuevos novicios a Valparaíso será el domingo 17 de marzo.

Además de los novicios, también se encuentran en Arequipa 11 jóvenes, quienes vienen realizando un periodo de discernimiento vocacional en la casa del Noviciado, del 8 al 23 de Enero. En este tiempo realizarán también un servicio voluntario en la Aldea Infantil “Sagrada Familia” y en el Asilo “Lira” de nuestra ciudad. “De esta manera conocerán un poco más el trabajo que realizamos los jesuitas dentro de la opción de vida nuestra”, declaró el P. Pedro Oblitas, quien ha venido de Chile para acompañar a los Novicios. (Fuente: Oficina de Comunicaciones de la Compañía en Arequipa)

Check Also

El odio no tiene lugar en nuestra fe

“Ecumenismo de odio” es el término acuñado por el jesuita Antonio Spadaro en el artículo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *