Home / Mensaje de la XXVI Asamblea de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina

Mensaje de la XXVI Asamblea de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina

A todos nuestros compañeros jesuitas y colaboradores.

Del 7 al 11 de mayo de 2013, con la presencia de todos los Superiores Mayores y Regionales de América Latina y el Caribe, tuvo lugar la XXVI Asamblea de la CPAL en el Centro de Espiritualidad “Pedro Arrupe” – CEPA, en La Habana, Cuba. Contamos también con la presencia y participación de los dos Asistentes regionales, el superior delegado de Cuba y los superiores de Belize, Guyana, Haití y Jamaica. Tuvimos la colaboración del Equipo central de la CPAL, asistiendo por primera vez el delegado de Comunicación P. José Victoriano.

El primer día contamos con la presencia de los tres rectores de los Centros Interprovinciales de Formación (CIFs): João Renato Eidt, de Belo Horizonte, Jorge Julio Mejía, de Bogotá, y Rodrigo Poblete, de Santiago, que nos presentaron la situación de cada centro. Se siente una gran necesidad de organizar los equipos interprovinciales de formadores y acompañantes de estos jóvenes y de las comunidades, para visibilizar y enriquecer su carácter interprovincial y universal. Al final de este año debe quedar concluida la evaluación del primer trienio de vida de los CIFs, su funcionamiento y su estilo de vida, para rectificar, mejorar y consolidar su propuesta.

Se destacó el proyecto y las propuestas del grupo de delegados para la conmemoración del Bicentenario de la Restauración de la Compañía el próximo año 2014. Esta fecha constituye una ocasión especial para mostrar nuestra presencia activa en el mundo de hoy.

Sigue presente el punto de la reestructuración de las provincias, de acuerdo a la invitación que nos hizo el P. General en su carta a toda la Compañía, para afrontar este asunto con mucha libertad y ánimo, y no esperar a llegar a situaciones límite de diverso tipo. Debemos aprovechar este tiempo de gracia para la renovación de nuestro Cuerpo Apostólico. Necesitamos llevar a cabo este proceso de renovación de la vida y misión en un clima espiritual y con la participación de todos los jesuitas.

Un momento importante de la reunión ha sido las intervenciones de los padres Anthony da Silva, secretario para la Colaboración, Gerard Blaszczak, secretario para el servicio de la Fe, y Patxi Álvarez, secretario para la Justicia Social y Ecología, que nos recordaron la necesidad de incorporar el servicio de la Fe —según consta en nuestro Instituto— en nuestro Proyecto Apostólico Común. Rezamos y reflexionamos sobre la Fe que enfrenta hoy numerosas dificultades en el mundo plural y globalizado, intentamos ver las oportunidades para nuestro modo de vivir la Fe, destacando los elementos esenciales de una manera de vivir la Fe y que la Compañía ofrece a nuestro mundo, y buscamos las posibles respuestas en las comunidades y en nuestras instituciones.

Revisamos las metas de las 36 líneas de acción del PAC para agilizar nuestros trabajos como cuerpo de la Compañía de América Latina.

Nuestra Asamblea en Cuba ha coincidido con el lugar del diálogo entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC; manifestamos nuestro apoyo a este esfuerzo de reconciliación, ofrecemos nuestras oraciones para que conduzca al final de la guerra y a la paz justa, y expresamos nuestra solidaridad con todas las víctimas.

Expresamos aquí nuestro agradecimiento a los compañeros jesuitas Juanmi, Vicente, William, Oscar y Pedro, por la calurosa acogida en Cuba, y también al Sr. Orlando Trabaue que no regateó esfuerzos para obtener nuestras visas y otros documentos. Agradecimiento que se extiende a la Iglesia en la persona del Cardenal Jaime Ortega, Arzobispo de La Habana, que nos compartió algunas vivencias del pasado cónclave y la realidad cubana, y del jesuita Juan de Dios Hernández, su Obispo Auxiliar, quien presidió la Eucaristía y nos ayudó a vivenciar el Misterio Pascual de Cristo en esta sufrida tierra y con un pueblo tan amable.

Disfrutamos las bellas y agradables noches oyendo y conociendo el país y su realidad. Hemos conocido la coyuntura social que se vivió y el proceso de cambios en marcha, pudiendo visitar en grupo nuestro antiguo Colegio de Belén —hoy Instituto Técnico Militar—. Cabe decir que el Presidente de la CPAL, P. Jorge Cela, fue alumno del colegio, como consta en la documentación que nos mostraron; y el P. Luis Morín pudo recorrer las aulas y pasillos donde fue profesor de 1950 a 1953.

Todos agradecemos este momento tan especial, sentido como un sueño de ojos abiertos y a pleno sol en la primavera de La Habana. Y dejamos esta isla suplicando a Dios que estos nuevos vientos sean la brisa suave y renovadora de la presencia cariñosa del Señor para con su pueblo, y que la Virgen del colegio traiga a todos la bendición de aquel que es el Señor que salva y cura todas las heridas, trayendo la esperanza para un futuro cada vez mejor.

Los Provinciales y Superiores Regionales
La Habana, Cuba, 11 de mayo de 2013

Check Also

Unidos por el fútbol y por la esperanza

Más de 30 años han pasado para que volvamos la clasificación a un mundial de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *