Home / Encuentro Internacional de Fe y Alegría en Bogotá

Encuentro Internacional de Fe y Alegría en Bogotá

26-1704-1

 

El Centro de Espiritualidad Francisco Palau de las Carmelitas Misioneras, en Bogotá, es el escenario del segundo Encuentro Mixto de Directores Nacionales y Coordinadores de Programas de Fe y Alegría que se realiza del 10 al 23 abril. Por nuestro país, participa el P. Javier Quirós.

En este 2013 asiste, por primera vez, un delegado por el continente africano, el P. Etienne Mborong, S.J., y se cuenta con la participación de directores de los 19 países donde funciona Fe y Alegría, así como algunos miembros de la Junta Directiva y el equipo de trabajo de la Federación Internacional.

El objetivo del encuentro es evaluar los resultados de los programas en ejecución, la gestión adelantada por cada coordinador de programa y director de cada país, y hacer una proyección de la continuidad del trabajo hasta hoy realizado.

“La reunión es un espacio de intercambio, de articulación entre los programas operativos. Cada vez hay más líneas de trabajo que se desarrollan conjuntamente, con propósitos comunes y mucha articulación”, indicó el padre Ignacio Suñol, S.J., quien en el mes de enero fue ratificado como coordinador general de la Federación Internacional Fe y Alegría, por un nuevo trienio.

En este segundo encuentro mixto, que se realiza una vez al año, se hace una evaluación del área financiera, del plan estratégico de la federación y de las comisiones que se han ido formando en la entidad, entre otros temas.

El Padre Ignacio Suñol, S.J., informó que se está considerando la posibilidad de instalar Fe y Alegría en México, uno de los pocos países centroamericanos, donde no tiene presencia el movimiento. Luego del encuentro 13 directivos nuevos de Fe y Alegría de 7 países viajarán a Villeta, Cundinamarca, por 3 días para recibir una inducción.

Fuente: Noticias al Día de la Provincia de Colombia

Check Also

El odio no tiene lugar en nuestra fe

“Ecumenismo de odio” es el término acuñado por el jesuita Antonio Spadaro en el artículo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *