Home / SOCIEDAD / 13 razones para pensar

13 razones para pensar

¿Cómo te sentirías si al llegar a casa te encontraras con una caja llena de cassettes y al empezar a escuchar una de las grabaciones te dieras cuenta de que la voz es de una compañera de clase que acaba de suicidarse y que explica las razones de su muerte? Esa es en síntesis la problemática planteada por Jay Asher en su libro “13 reasons why”, que fue un éxito editorial en los Estados Unidos hace unos 10 años y que acaba de ser llevada a la televisión por cable en una serie producida por Netflix. La serie, dirigida al público adolescente, se ha convertido en un suceso, tanto a nivel de críticas, como de popularidad.

La serie es un paso adelante en la toma de conciencia de lo difícil que puede ser la vida escolar para los y las adolescentes de nuestras sociedades. Las estadísticas no mienten. Es en la edad de la adolescencia en la que muchas personas deciden quitarse la vida. Y ello nos deja muchas preguntas abiertas: ¿Cómo hacemos como sociedad para evitar que esto siga sucediendo? ¿Qué podemos hacer para que chicas como Hannah, la protagonista, sigan dándole una oportunidad a la vida? ¿Cómo hacemos para convertir nuestros espacios sociales en espacios sanos para chicos y chicas que son discriminados por alguna razón, o no reconocidos, o rechazados, o han sido efectivamente abusados de algún modo?

La novela de Asher y la serie parten de una premisa dura, que nos golpea en la cara. Si estamos escuchando estas grabaciones es porque hemos fracasado como sociedad. La chica está muerta y nos habla desde su dolor y frustración. A lo largo de las páginas del libro y de cada capítulo de la serie somos testigos de la violencia que Hannah sufre una y otra vez en su condición de mujer. Y todos, de un modo u otro, somos culpables, de no haber estado atentos, de no haber escuchado, de habernos reído, de haber callado, de hacer como si no pasara nada, de no haber intervenido. Es hora de darnos cuenta, de reaccionar, de hacer algo, para que no nos vuelva a pasar.

P. Victor Hugo Miranda, SJ
Coordinador de la Plataforma Apostólica de Piura
Publicado por el diario La República (01-05-2017)

Check Also

El odio no tiene lugar en nuestra fe

“Ecumenismo de odio” es el término acuñado por el jesuita Antonio Spadaro en el artículo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *